Beneteau apoya el proyecto NEOLINE que se basa en el desarrollo de una línea de trasporte transatlántico con una gran eficiencia en el uso de energía que contará con buques de vela de carga especializados en carga rodante. Una iniciativa para reducir el impacto ambiental actual.

 “Groupe Beneteau exporta casi el 80% de los barcos construidos en Europa. Los Estados Unidos son el principal destino de estas exportaciones y el mercado norteamericano representa casi el 30% de nuestros ingresos. Las dimensiones excepcionales de nuestros barcos y la necesidad de salvaguardar su calidad en cada etapa durante su transporte hacen de este flujo un verdadero desafío logístico. NEOLINE ofrece una solución a medida que es ecológica y económicamente relevante para nuestros flujos transatlánticos, con la carga también ubicada muy cerca de nuestros patios. Como líder mundial en la fabricación de yates de vela recreativos, el uso de velas para el transporte marítimo, efectivamente implementado con el proyecto NEOLINE, fue una elección natural para nosotros “, declara Magdeleine Allaume, Directora de Adquisiciones y Cadena de Suministro de Groupe Beneteau.

La base de este proyecto es desarrollar un sistema de propulsión de navegación limpio y eficaz que a su vez encaje perfectamente con los requisitos de los embarcadores.

 “El Grupo Beneteau es uno de los clientes estratégicos de transporte para nuestra línea transatlántica dedicada para fletes de gran tamaño y rodantes. Hemos trabajado juntos para definir algunas de las características de los barcos, incluida su excepcional altura de puerta de 9.8 m, para el transporte completo de los barcos más grandes producidos por Groupe Beneteau. El ancho de la rampa de 12,6 m también ofrece la capacidad de cargar catamaranes grandes. El apoyo del Grupo Beneteau representa un importante paso adelante a medida que avanzamos hacia la puesta en servicio de nuestros barcos, que realmente serán embajadores de la excelencia de la industria naval y naval francesa “, comenta Michel Péry, Presidente de NEOLINE.

Todavía tendremos que esperar un tiempo para ver este avance ya que su lanzamiento está programado para 2021. Una ruta que unirá Saint-Nazaire (Francia) con la cosata este de EEUU y Saint Pierre & Miquelon.